Mi casa puede ser de revista

Repite conmigo: mi casa puede ser de revista, mi casa puede ser de revista.

Una conversación con mi marido que se repitió muuchas veces cuando estábamos decorando la casa era:
👩🏻: he pensado en poner blablabli blablablu
👨🏻: pero eso… eso no es de una casa de verdad, eso es más de revista
👩🏻: ¿PERDONAA? [Ojos muy abiertos y mano en el pecho]

Tenemos pensamientos limitantes en cuanto a la decoración de la casa. Pensamos que las casas de verdad son la de la vecina del quinto y las boniteces son para los decorados y las revistas. ¡Fuera decoprejuicios ya!

Si necesitamos un colador para la verdura, puede ser de plástico verde fosforito del bazar (sabes cuál te digo, ¿verdad?) o puede ser inox con el mango de madera precioso de H&M Home y, amiga, eso depende de ti.

Esta foto es de un dormitorio real que no siempre está de foto. La base bonita está. El farolillo reconozco que no. Una cosa es la foto y otra dejarse el dedo meñique del pie contra el farolillo si te levantas de noche.

Cuéntanos en comentarios esa cosa horrorosa de tu casa que te gustaría cambiar por algo de revista. Voy a romper el hielo yo: un barreño verde de plasticurri ultrafeo en el que restriego las manchas difíciles. ¡Venga valientes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *